Esperando la Marea

Categorías:

  • Fantaciencia
  • Gaditaneces
  • Microrelatos
  • Mnemonicus
  • Onanismo Mental
  • Opino ergo sum
  • Speaking in Tongues
  • Wordshooting
  • Archivos:

    <Junio 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30  
                 

    Documentos:


    Blogalia

    Cenutrios

    Cenutrio MalignoNo sé ustedes, pero yo me encuentro muy a menudo con seres humanos (por llamarlos de alguna manera) cuyos cerebros parecen estar destinados únicamente a sostener el hueso del cráneo y, por ende, su cabellera. Mi abuelo solía llamar a ese tipo de engendros con el epíteto de “cenutrios”, el mismo apelativo que yo utilizo.

    Los cenutrios son una extraña raza, de morfología diversa, que aparecen y se reproducen en todos los estamentos de nuestra sociedad. Su función primordial, según estudios bastante exhaustivos, parece centrarse exclusivamente en joder a cualquiera que caiga dentro de su zona de influencia. ¿Por qué? Quiero suponer que ni ellos mismos lo saben. El caso es que son molestos, muy molestos, y logran sacarte de tus casillas, así tengas la paciencia del santo Job.

    En mi trabajo los cenutrios, a un lado y a otro de la tarima, son legión. Se dedican a entorpecer cualquier proyecto, a minar cualquier confianza, a sembrar la cizaña y la discordia dentro de un colectivo que ya está de por sí bastante disperso y disgregado. A veces casi puedo verlos, escondidos entre las sombras de sus oscuros departamentos (o de sus oscuros escondites), maquinando su próxima treta, pergeñando las líneas de acción de su siguiente despliegue. Levanta un castillo, e inmediatamente una horda de cenutrios aparecerá para echarlo abajo; llega a ser increíble.

    Todas las criaturas tienen derecho a la vida, al trabajo, a la libre expresión de sus ideas, pero hay momentos en esta vida en que hasta te cuestionas la validez de esos axiomas, sobre todo cuando has tenido que reunirte con un grupo de cenutrios. Es en ese momento cuando te das cuenta de que, efectivamente, tú también tienes ese lado animal del que tanto hablan los eruditos, y que, otrosí digo, a veces es difícil mantenerlo bajo control.

    Enfrentarse a los cenutrios… mejor que el puenting, oigan. Purita adrenalina.

    2006-03-28 20:48 | Categoría: Onanismo Mental | 9 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://marea.blogalia.com//trackbacks/38677

    Comentarios

    1
    De: RM Fecha: 2006-03-29 10:22

    De reuniones de evaluación, ¿eh? :)



    2
    De: V. Fecha: 2006-03-29 10:33

    XDD
    Sí señor. Me adhiero a lo tuyo (yo también pertenezco a la Resistencia).
    Aunque me temo que te equivocas en una cosa: los cenutrios no maquinan planes. Les sale así. De natural, vamos.
    Decía un amigo mío que prefiere mil veces antes a un hijoputa que a un cenutrio, porque el hijoputa, cuando llega a casa, pues tiene su familia que le quiere, o su perro, o sus amigotes, y deja de ser hijoputa. Pero el Cenutrio es tonto siempre. Hasta la caja de pino.
    Sigh.



    3
    De: Juaki Fecha: 2006-03-29 11:19

    JUaaaaaaaa... :)))

    Mu bueno, Víctor :)

    No, Rafa, peor: una reunión de coordinación.



    4
    De: Kotinussa Fecha: 2006-03-30 19:26

    Supongo que en todas las profesiones existirá la variante cenutrio. Está claro que la variante hijoputa existe seguro en todas.

    P.D.: Yaycos cierra los blogs el 7 de abril. Estoy trasladando todos mis post a un nuevo blog en Blogger. La url es: http://kotinussa.blogspot.com

    Por favor, cambia el enlace que fuiste tan amable de poner aquí.



    5
    De: Juaki Fecha: 2006-03-31 01:56

    Sostáhecho :)



    6
    De: alfani Fecha: 2006-04-03 19:33

    soy muy amigable me gustan las fiestas me llamo alfani vivo en venezuela en el estado monagas en la ciudad de maturìn.



    7
    De: V. Fecha: 2006-04-04 09:02

    ¿¿??



    8
    De: Juaki Fecha: 2006-04-04 10:02

    Frikiplaneeeeeeeet!!! :)))



    9
    De: nati Fecha: 2006-06-11 17:58

    Buscando cenutrios por la red (como si no me rodearan a diario, vaya), he dado con esto.
    Mal de muchos, demasiado cenutrio suelto. Encantada de saber que no estoy sola ante el cenutrio de turno.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.162.224.176 (9de208049d)
    Comentario
    ¿Cuánto es: diez mil + uno?

    © 2002 - 2003 koyote
    Powered by Blogalia