Esperando la Marea

Categorías:

  • Fantaciencia
  • Gaditaneces
  • Microrelatos
  • Mnemonicus
  • Onanismo Mental
  • Opino ergo sum
  • Speaking in Tongues
  • Wordshooting
  • Archivos:

    <Noviembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30      

    Documentos:


    Blogalia

    Fantásticas Jornadas en Dos Hermanas

    Bueno, después de lo dicho por Alfonso Merelo en Memorando, y por Rafa Marín en Crisei, poco me queda que añadir, al menos desde un punto de vista puramente formal, a lo acontecido en las I Jornadas de Literatura Fantástica en Dos Hermanas (Sevilla). Así que me limitaré a contar las sensaciones, y los recovecos mentales a los que se asoma uno cuando está perdido entre almas afines por esos mundos de dios.

    Sí, ya sé que está ahí al lado, que la veo de refilón cada vez que el tren pasa por ella cuando voy camino de Sevilla para trabajar en el academia, pero la verdad es que nunca había estado en Dos Hermanas, o, por lo menos, no tengo un recuerdo consciente de ello (jamás digo "nunca he estado en...", mi juventud fue una experiencia demasiado descontrolada como para atreverme a hacerlo). Así que llegué un poco despistado, sin situarme, y en mitad de una ventolera increíble que me hizo preguntarme si no había llegado a Tarifa por mor de algún portal interdimensional que hubiera por el camino. Afortunadamente, la biblioteca pública (el lugar donde tenía que inscribirme) estaba a menos de cinco minutos de la estación. Ésa fue la primera y agradable sorpresa del día: qué pedazo de biblioteca, oigan, para alucinar. Y llena de gente, repleta de chavales leyendo y cambiando libros, cedés, deuvedeses... Incluso había grupitos de adolescentes preparando exámenes. Creo que tuve que pellizcarme para convencerme de que no estaba soñando. A medida que avanzaba por aquel amplio y moderno espacio, mi alucinación iba en aumento: había expositores repletos de libros y novelas de fantasía, monografías sobre autores, libros de ensayo y crítica...; Aquello funcionaba de perlas, sólo había que verlo.

    La siguiente sorpresa llegó durante la inscripción. Fui atendido por la siempre servicial y sonriente Almudena, una de las organizadoras, y me basto un par de minutos de conversación para darme cuenta de que no era una friki, de que sabía poco de qué iba el rollo de convenciones del fantástico, y de que (¡albricias!) estaba libre de la influencia fandomita. Yujuuuuuuu... Para ella, la literatura de Fantasía y Ciencia Ficción no era más que otro tipo de literatura, sin aprensiones, filias, ni fobias. Por fin.

    Con ese buen sabor de boca me despedí de ella hasta por la tarde, pues había quedado allí mismo con Alfonso Merelo, que llegaría a eso de las seis. Fui al hostal, me pegué una ducha, un paseíto por el pueblo (hay que conocer el terreno, regla básica del turista accidental), papeo en un bar típico, descanso, otra ducha, y de vuelta a la superbiblioteca. No tuve que esperar mucho hasta que llegaron Fonzo y su mujer, Susana. Poco después, la presentación oficial del evento en el teatro local.

    Presentación de lujo, todo hay que decirlo. Un centenar de personas, una mesa en la que MariCarmen (alto cargo de la Biblioteca, aunque no logré adivinar cuál era exactamente) desgranaba su amor por la literatura en general, y por la fantástica en particular, con una voz suave y emocionada, mientras nos narraba la génesis de la pasión que Dos Hermanas siente por la literatura escapista a través de un premio que surgió de una antigua casa encantada y de un grupo de gente con ilusión y valentía. Otra vez esa falta de Crónica Fandomita, esa devoción por el género desde una óptica de normalidad y cohesión. Como colofón, un tipo saltó al estrado y nos hizo llorar de risa con un monólogo a lo Club de la Comedia sobre El Señor de los Anillos. Hilarante, sobre todo su tesis de que Tolkien se basó en los españoles para crear a sus Hobbits.

    Biblioteca encantada Luego, ese mismo día, una copa de hermanamiento en la antigua casa encantada, que pueden ver aquí a la izquierda. Allí conocimos a más gente, volvimos a saludar al siempre omnipresente Javier Negrete, le echamos el capote a Rafa Marín (que no llegaba hasta el día siguiente), y bebimos cerveza hasta hartarnos, acompañados por muchas tapitas y charlas y conversaciones y risas y todo lo que conllevan este tipo de eventos cuando hay buen rollo. Acabamos en el Soberao, un extraño pub en el que la gente toca jazz por la cara, y en el que te ofrecen instrumentos para que tú también lo hagas en caso de que sepas. Más tarde, camita, que el día siguiente se presentaba duro.

    Por mi parte, asistí con sorpresa a toda una batería de conferencias, charlas, y mesas redondas deliciosas, a pesar de que, a priori, era otra vez más de lo mismo. Se notaba que todos los ponentes estaban cómodos, sobrados, ante un público atento y participativo que destilaba amor por el género sin pertenecer a ningún clan. Yo lo pasé pipa (y me consta que todos los demás también), y comprendí que no todo está perdido, y que hay maneras de revitalizar esta pasión nuestra desde la humildad. Conocí a gente muy interesante, muy válida, y a todos ellos agradezco los buenos ratos que nos hicieron pasar.

    Chapeau por ellos. Se lo merecen.

    2006-05-29 19:41 | Categoría: Opino ergo sum | 5 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://marea.blogalia.com//trackbacks/40380

    Comentarios

    1
    De: AMS Fecha: 2006-05-29 20:25

    Chapeau hermano.
    Eso es lo que pasó ni mas ni menos.
    Exito indiscutible.
    ¿Y tus hostias, que tal?




    2
    De: Juaki Fecha: 2006-05-29 20:30

    Ni me lo recuerdes. Llegué con la lengua fuera, sudandito entero, quince minutos tarde, y más de doscientas personas mirándome. Tierra trágame :)



    3
    De: Jangel Fecha: 2006-05-30 00:11

    Me alegro de que lo pasaras tan bien, Juaki. Lamentablemente, no tuvimos oportunidad de hablar mucho, y eso que la primera conversación en la que ambos estábamos, cuando me presenté a Alfonso, era la mar de interesante (sobre las desgracias de los libros y sus editores). Pero así tendremos otra excusa para repetir.

    Por cierto, supongo que ya averiguaste que Mª Carmen es la directora de la Biblioteca. ;)



    4
    De: Rocio Gutierrez Fecha: 2006-06-02 12:05

    Hola soy la novia de unos de lOS organizadores (David Sevillano) ganador de dos premios del concurso de relatos que hay en Dos Hermanas. Gracias por tus comentarios tan positivos,me alegra muchisimo que estuvieras tan bien. Hicieron un esfuerzo muy grande todos y al final mereció la pena.
    espero que te apuntes el año que viene si van a por la segunda.
    Un saludo.



    5
    De: Jangel Fecha: 2006-06-15 13:15

    Tenéis más recortes de prensa en el Periódico El Nazareno (http://www.elautor.com/Doc/Prensa/p_NDH_20060601.htm) y La Semana de Dos Hermanas (http://www.elautor.com/Doc/Prensa/p_SDH_20060531.htm).

    ¡Vamos por la próxima!

    Saludos.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.225.16.10 (f23115c6d6)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 koyote
    Powered by Blogalia